miércoles, 1 de octubre de 2014

Volverse adentro

Cuando era chica escribía bastante.. podemos decir que era mi "cable a tierra". Me cuesta mucho la expresión oral y escribir era el puente para expresar lo que sentía alláaaaa muy en el fondo de mí. Después con el tiempo esa facilidad se me fue, pero la expresión oral no fue "inversamente proporcional", ya que tampoco gané en ese terreno. Por lo tanto debo reconocer que hoy en día me encuentro con una especie de "pelota de lana húmeda y apelmazada en mi interior" que son los pensamientos y sentimientos que traigo conmigo desde aquel momento en que empecé poco a poco a sacar menos hacia afuera.
 Por eso me gusta viajar: es como poner un rato al sol la pelota de lana y que vaya secando de a poco, solo así siento que puedo empezar a desovillarla.

2 comentarios: